Registrese

Ofertas exclusivas en su email

Oliva y Salud

Propiedades del  Aceite de Oliva Extra Virgen

El Aceite de oliva es un antioxidante natural que ayuda a la conservación de un organismo sano y jóven.

El Aceite de Oliva contiene polyphenol que, en el caso de la piel, actúa como antioxidante que previene y repara daños ocasionados por la alta exposición al sol. Su gran contenido en carotenos protege de enfermedades cutáneas degenerativas y sirve de barrera frente a los efectos de los rayos.

El Aceite de Oliva es reductor de la presión sanguínea y del colesterol malo y su consecuencia más directa es la mejora en el funcionamiento del corazón. Una cucharada de Aceite de Oliva Extra Virgen aporta 1,6 mg de Vitamina E que es el 8% de lo que se recomienda ingerir a diario.

La artereoesclerosis es el proceso de formación de placa que  engrosa y bloquea las arterias y que puede conllevar a un ataque cardíaco. El colesterol LDL, el colesterol malo, está considerado como uno de los responsables de estos cambios que se producen cuando se oxida en las paredes de las arterias. Diversos estudios confirman que las personas con una dieta rica en aceites vegetales, frutas y vegetales, granos y frutos secos tienen menos chances de padecer un ataque cardíaco o cáncer. 

El ácido oleico, fundamental para el ser humano, constituye el 80% del Aceite de Oliva.

Uno de los componentes del Aceite de Oliva Extra Virgen es el hidroxitirosol, antioxidante que es eficaz para prevenir la aparición del Alzheimer protegiendo a las células cerebrales del proceso degenerativo de esta enfermedad.